El misterio sin resolver de la fuga de Alcatraz

0
309
Fuga carcel alcatraz

En una pequeña isla de San Francisco se instaló en 1853 una fortaleza defensiva que funciono para mantener prisioneros durante la guerra, pero ese lugar no se haría famoso hasta más adelante, cuando en los años 20 se convertiría en una prisión de máxima seguridad. Tanto por sus rigurosos sistemas como por el escape de película que protagonizo. Un escape que hoy en día sigue sin haberse comprendido por completo, y esta es su historia.

En toda su historia como prisión de máxima seguridad, Alcatraz llegó a tener 14 intentos de escape, algunos de los cuales terminaron con sangre, tanto de los reos como de muchos guardias. Pero sin lugar a duda, fue el único escape con éxito lo que convirtió a la prisión en una leyenda. O más bien a los prisioneros que lograron tal hazaña. Pues parecía algo imposible de lograr gracias a la marea tan helada y el oleaje tan fuerte que había de la isla a la costa más próxima. Pero al parecer, tres hombres fueron capaces de lograrlo.

Sus nombres fueron Frank Lee Morris, John Anglin y Clarence Anglin, hermanos que llegaron a prisión por asaltar bancos, y el primero que llegó gracias a ser un traficante de drogas. Quienes durante meses planearon y organizaron todo para el día de su gran escape.

Antes que nada, estaba el enorme túnel que tuvieron que hacer cada uno en sus celdas con cucharas como única herramienta. Luego está el papel mache y la tela que tuvieron que robar para crear sus coartadas. Y lo más interesante es el misterio acerca de su paradero pues, cuando la prisión se enteró de lo que habían escapado se movilizaron durante días para encontrarlos, pero nunca volvieron a saber nada.

Incluso se sugirió que pudieron haber muerto pues meses después se encontraron cerca unos huesos. Pero años después, familiares que, en su momento, negaron saber nada acerca del paradero de los prisioneros, afirmaron haber hablado con los hermanos, e incluso compartieron una postal y una foto donde supuestamente aparecían ambos.

Una historia muy diferente ocurrió con Frank, de quien luego de su escape no se supo absolutamente nada, tal vez porque pudo haber muerto o porque simplemente no se quiso arriesgar y decidió mantener fuera del foco público.

Y si esta historia tiene un final triste, sería solamente porque en el escape había un cuarto prisionero involucrado, pero el día del escape no cupo en el agujero que había hecho y tuvo que quedarse a llevarse el castigo por sus compañeros en libertad.

La cuestión es que a pesar de todo, nunca pudieron encontrar rastro de los prisioneros, y han pasado a la historia no solo por haber escapado de una prisión tan extrema, sino por haberse librado de todas las consecuencias.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here