El vuelo 19, el mayor misterio del Triángulo de las bermudas

0
174

Si hablamos de misterios y mitos modernos, seguramente el primero que te llegue a la cabeza sea el Triángulo de las Bermudas, esa zona del océano pacífico que ha sido escenario de grandes historias y que, desde su mención, ha encontrado igual número de creyentes como de detractores. Pero entre todas las extrañas desapariciones, hay una que se ha mantenido más misteriosa que las demás, y se trata del Vuelo 29.

El vuelo 19 fue un escuadrón norteamericano de 5 bombarderos que se perdieron en el famoso triángulo en 1945, durante un vuelo de entrenamiento. En su momento no fue tan sonado, ya que se trataba de una tragedia que era posible sucediera en un oficio tan peligroso. Pero cuando el misterio del Triángulo se hizo famoso, el caso del Vuelo 19 se consideró como una perdida ocasionada por sus misterios. Sin embargo, desde entonces se ha cuestionado su veracidad.

La versión que Charles Berlitz (escritor y redactor del caso) afirmaba que, durante el vuelo de rutina, al entrar el escuadrón al Triángulo de las Bermudas, todos comenzaron a informar a tierra acerca de extraños efectos visuales, pero antes de que los pudieran describir, la señal se perdió y jamás se volvió a saber nada de ellos. Ni siquiera el paradero de sus naves, ya que incluso los aviones y barcos que salieron en su búsqueda al día siguiente se perdieron.

Y como estos casos hay muchos, siempre aludiendo a grandes pérdidas que siempre coincidían en los mismos puntos: solían ocurrir dentro de los límites del mencionado Triángulo de las Bermudas, aun cuando estaban equipados para hacer transmisiones de radio ninguno había alcanzado a pedir auxilio. Pero por sobre de todo, cualquiera que se perdía ahí, no volvía a saberse absolutamente nada, ni siquiera algún pequeño resto o pista.

Pero a pesar de lo interesante que puede sonar, desde entonces han sido muchas las teorías que apuntan a que aquello dicho del Vuelo 19, nada tiene que ver con la realidad. La principal de todas ellas apunta a que la responsabilidad fue del comandante del escuadrón, un tal Charles Carroll que, aunque tenía mucha experiencia no tenía mucho conocimiento de la zona por lo que, ese supuesto misterio podría haber sido solo un error de un teniente.

Según se pudo oír en las últimas grabaciones de Charles, se nota la desesperación en su voz, la misma de una persona perdida que no tiene salvación. Se cree que se pudo deber a que, negándose a escuchar a sus compañeros (con menos experiencia, pero más conocimiento del área) los hizo virar hacia el lado equivocado y en lugar de acercarse a tierra los adentro en el mar. Y seguramente los hizo avanzar recto hasta quedarse sin combustible, acabando estrellándose en el basto océano, y dando con ese paradero impreciso el nacimiento de una leyenda.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here