Códice Voynich: El libro de 1580 que nadie a podido descifrar

0
248
Códice Voynich
Códice Voynich

El lenguaje escrito se inventó hace más de 4.700 años, el cual les permitió a los humanos capturar y transmitir mensajes completos por medio de letras y signos. Aunque cada civilización comenzó a usar su propio lenguaje para su vida cotidiana, también se introdujeron códigos secretos que servían para encriptar los textos, los cuales en su mayoría tenían contenido político, militar, diplomático o religioso, cuyo significado sólo tenían que conocer las personas indicadas.

Esta técnica ha sido usada por absolutamente todas las grandes civilizaciones de la historia, por lo que son muchos los textos cifrados que se conservan dentro de museos. Todos estos códigos han sido descifrados con relativamente facilidad una vez que se analizan; todos excepto un códice que ni los mejores expertos han podido descifrar, o al menos no en su totalidad.

imagenes-sobre-el-codice-voynich-3

Estamos hablando del Códice voynich, el cual se encuentra guardado en la Biblioteca Beinecke de libros y manuscritos raros de la Universidad de Yale. Este códice está escrito sobre vitela (es un pergamino fino) y tiene un total de 232 páginas, aunque faltan algunas, las cuales tienen un formato de 22 por 15 centímetros y un grosor de 5 centímetros.

El códice tiene 37.919 palabras y 25 letras o caracteres en su alfabeto, pero no tiene un autor, un título, una fecha de publicación o incluso capítulos.  Los análisis que han hecho los expertos usando carbono 14 han permitido datar el códice entre los años 1404 y 1434. Asimismo, a letra es del tipo cursiva con caracteres latinos que solía usarse en Europa durante el siglo XV y comienzos del siglo XVI.

¿Cuál es el origen del Códice voynich?

imagenes-sobre-el-codice-voynich-2

La primera noticia que se tuvo sobre el Códice Voynich fue en 1580 gracias al Emperador Rodolfo II de Hamburgo, quien era un hombre que se sentía muy atraído hacia las ciencias ocultas y todas las rarezas. El emperador obtuvo el códice por la gran suma de 600 ducados ingleses, comprándolo a un hombre llamado John Dee, quien era un mago que supuestamente podía comunicarse con los ángeles usando piedras, junto a su socio Edward Kelley, un embaucador.

Así, durante el siglo XVII el manuscrito cambio de dueño durante muchos años hasta que, en 1912 fue comprado por Wilfrid Voynich en un convento franciscano de Mondragone, Italia. Gracias a este dueño el códice tomó el nombre que tiene actualmente.

Después el libro fue a parar a las manos de Hans Peter Kraus, quien no pudo venderlo y decidió que lo mejor que podía hacer era regalarlo a la Universidad de Yale en el año 1969, en donde ha sido estudiado y analizado durante varias décadas.

imagenes-sobre-el-codice-voynich-1

Algunos expertos creen que la razón por la que nadie ha sido capaz de descrifarlo es porque se trata de una estafa o una mala broma, pensando que fueron John Dee y su compañero Edward Kelley lo crearon con el fin de intentar engañar al emperador Rodolfo II y hacerse con una gran cantidad de dinero en la venta del libro.

Sin embargo, esta última teoría tiene una gran falla: el códice ya existía y se había escrito un siglo antes de que John Dee y Edward Kelley pudieran poner sus manos sobre él.

Así, el misterio del Códice Voynich sigue vivo y no ha podido ser traducido en su totalidad, aunque si se han hecho ciertos avances.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here