Los casos reales de los Warren: Ed & Lorraine Warren

0
13578
Los 5 casos Warren más aterradores

¿Quienes eran los Warren?

El matrimonio Warren tuvo mucha fama por su grandioso y aterrador trabajo como investigadores de fenómenos paranormales, que los llevó a visitar gran parte de los estados unidos, debido a que la gente necesitaba de su apoyo para resolver problemas sobrenaturales.

Durante su carrera presenciaron distintos y escalofriantes casos, muchos de los cuales se hicieron rápidamente famosos, gracias a la gran cantidad de evidencias que juntaron en cada uno, dándole más veracidad a su trabajo.

Ed & Lorraine: Expediente Warren
Ed & Lorraine: Expediente Warren

Tanta autoridad llegó a tener el matrimonio en este aspecto, que crearon la Sociedad de Investigación Psíquica de Nueva Inglaterra y fundaron el Museo del Ocultismo en Connecticut, donde se pueden ver muchos objetos de todos sus distintos casos. Estos casos relatados a continuación, son algunos de los más conocidos por sus evidencias y aterradores sucesos.

El caso Harrisville

El caso Harrisville - Expediente Warren
El caso Harrisville – Expediente Warren

Se trata del caso de la familia Perron, quienes se mudaron en 1970 a una casa de Rhode Island. Sin embargo, el lugar tenía fama de estar embrujada, algo que la familia ignoró totalmente. La enorme casa había sido escenario de terribles crímenes y suicidios desde que se construyó, lo cual daba una lista enorme de casos que podían provocar los extraños sucesos que comenzaron apenas la familia llegó.

Rápidamente todos los miembros de la familia comenzaron a presenciar diversas apariciones, principalmente las hijas, quienes comenzaron a ser acosadas y se dice, hasta intentaron abusar de ellas.

Cuando se buscó la ayuda del matrimonio Warren, llegaron con todo su equipo para intentar descubrir el motivo de aquella fuerza maligna, y lo que descubrieron fue que gran parte de aquella, provenía de un suicidio ocurrido en el siglo XIX, donde Bathsheba Sherman, una mujer que supuestamente había sido una bruja, se había quitado la vida colgándose en un árbol en el jardín.

El caso Amityville

El caso Amityville - Expediente Warren
El caso Amityville – Casos reales de los Warren

Este caso seguramente es el más conocido de los Warren, ya que ha tenido diversas adaptaciones al cine, y no es para menos, ya que se podría considerar el más aterrador de todos. La familia Lutz se mudaría a una casa en Long Island donde, muy pronto comenzarían los problemas, el ambiente tenía un aire frío que no podían sacar, muebles que se movían solos, olores fétidos y extraños fluidos salían del suelo. La familia fue tildada de mentirosa, por lo que se sometieron al polígrafo y la pasaron como éxito.

Fue entonces que llamaron al matrimonio, y lo primero que salió a la luz fue el escalofriante caso que tuvo lugar antes de que la familia llegara. Sus residentes originales habían muerto asesinados ahí, pero no por un criminal, sino por Ronald, el hijo mayor de la familia, quien les quitó la vida con un rifle. Según los Warren, esto había desencadenado la presencia de una presencia demoniaca que moraba la casa con la forma de un niño.

El caso Annabelle

Los investigadores Warren
El caso Annabelle – Casos reales de los Warren

Una familia contactó a una médium por extraños sucesos ocurridos en su hogar ¿El problema? Una muñeca, que aparentemente tenía consciencia propia, pues en ocasiones, a pesar de haberla dejado en algún lugar, aparecía en otro. Se le adjudicaban unas extrañas notas que aparecían sin que nadie las hubiera escrito, que parecían notas de socorro o pidiendo ayuda para alguien más. Según cuentan, en cierta ocasión, apareció cubierta de sangre. La médium aseguró que se trataba del espíritu de una niña de 7 años que había sido asesinada y se había introducido en la muñeca.

Sin embargo, cuando los Warren llegaron a examinar el caso, decretaron que aquello no era cierto. Según ellos no se trataba de ninguna niña, sino de un demonio. Tal vez no pudieron hacer nada con dicho demonio, por lo que para librar a la familia decidieron llevarse a la muñeca con ellos.

El caso Enfield

Los Warren casos reales
El caso Enfield – Expediente Warren

Este tiene la fama de haber sido el caso más documentado de la historia, en cuanto a sucesos paranormales se refiere. Y fue un aterrador caso ocurrido en casa de Peggy Hodgson, y el caso no era acerca de una aparición, sino de su propia hija Janet, una pequeña de 11 años. Cuando los Warren llegaron lo presenciaron. La niña hablaba con la voz de un anciano, y no solo eso, no hablaba como si no fuera Janet, sino que se llamaba a sí misma como Bill Wilkins, un hombre que había muerto en la casa mucho tiempo atrás.

Muchos objetos comenzaron a moverse, y durante dos años, el caso estuvo abierto. Hasta la policía llegó al lugar y decretó que se trataba de algo real, puesto que no pudieron explicarlo, solo haciendo más famosa la historia. Después se comentó que casi todo era causado por Janet y el espíritu que moraba dentro de ella.

Las grabaciones del matrimonio con la niña aún existen, y se pueden encontrar en internet.

El caso Connecticut

Ed & Lorraine: Los casos reales de los Warren
El caso Connecticut – Casos reales de los Warren

En 1986, una familia decidió alquilar una gran casa, la cual seguramente no había sido rentada por una clara y sencilla razón: había sido una funeraria.

Cuando la familia llegó y exploró el lugar, encontró que la casa aún tenía el mortuorio en el sótano y un mausoleo en el exterior. Tan pronto como se instalaron, el agua del grifo comenzó a teñirse de rojo, los platos caían al suelo y múltiples apariciones comenzaron a hacerse presentes.

Los Warren, tras su investigación, decretaron que los espíritus estaban enojados por una razón espantosa. Según habían interpretado, los antiguos dueños de la funeraria habían practicado relaciones sexuales con los cadáveres de los muertos, y por este motivo sus espíritus no habían descansado propiamente.

El caso de Arne Cheyenne

Expediente Waren: Caso de Arne Cheyenne
Expediente Waren: Caso de Arne Cheyenne

En la ciudad de Connecticut, hace algunas décadas tuvo lugar una de las historias de posesiones demoniacas más particulares que existen. Pues no se trata solamente de la posesión, sino también de algo que el afectado hizo y por lo que fue llevado a juicio.

La historia comienza cuando la familia Glatzel se muda a una casa que tenían arrendada tiempo atrás, pero que nunca habían habitado. Al poco tiempo de haberse mudado el más pequeño de la familia, un niño de 11 años llamado David, comienza a tener accidentes extraños. Pero el que llamó más la atención de su madre fue uno en el que vio como el niño caía de su cama como si hubiera sido empujado, aunque no había nadie alrededor.

Los ataques fueron en aumento hasta que la salud del propio David se comenzó a poner en juego, como en una subida de peso desproporcionada para alguien de su edad o su salud mental, con la descripción de las bestias que relataba: ancianos tenebrosos y animales antropomorfos. El caso llegó tan lejos que la familia contactó a Ed y Lorraine Warren para investigar el caso, quienes llegaron a identificar 46 demonios diferentes dentro del pequeño.

Pero la historia que nos concierne no es de David, sino de Arne Cheyenne, el prometido de la hermana mayor del niño, que se mudó a la casa de la familia con la intención de ayudarlos en esos tiempos difíciles. El problema es que al poco tiempo se cansó de la situación y comenzó a retar a los demonios, provocándolos para que lo poseyeran a él, y al parecer le tomaron la palabra pues, pocos días después Arne cambió, sufriendo ataques de ira constantes y violentos arranques.

Expediente Waren: Caso de Arne Cheyenne
Expediente Waren: Caso de Arne Cheyenne

Y en cierta ocasión, Arne había salido a una fiesta con su arrendador, pero en algún momento de la noche todo se había salido de control, acabando con el arrendador muerto y la sangre en manos de Arne. Cuando fue llevado a juicio, él declaró no recordar nada de lo sucedido, pero lo interesante es que su abogada formó el caso alrededor del hecho de que Arne estaba poseído, así que no había sido responsable por sus actos.

Gracias a esto el caso se volvió famoso pues, era la primera ocasión que algo así pasaba. Pero para la infortuna de Arne, el juez consideró que no era posible determinar eso y lo condenó a 20 años. Ahora lo interesante es pensar si en realidad fue una estrategia para intentar librarlo de la cárcel, o en realidad fue algo provocado por los demonios para conseguir burlarse de aquel que se había burlado de ellos antes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí